Blogia
DIARIO DE UN CONDUCTOR

Pare el coche, por favor

El viernes estaba de paseo por el pueblo por un camino parelelo a la carretera, de la que me separaban unos buenos matorrales, cuando oí unas voces, "el carnet de conducir, por favor", era un control rutinario de la guardia civil. Aunque se oia perfectamente desde mi posición no pensaba haberme quedado, pero en ese momento, el guardia dijo, "detenga el coche", asi que me quedé ahi un rato por curiosidad, conducia el coche una mujer, pero ella no era la propietaria, era su marido y por lo visto ella ni sabia que tenia el seguro caducado desde hacia varios meses. Estaba nerviosa, llamó a su marido, y parece que no le hizo mucho caso, pero al final la dejaron pasar, "porque eres del pueblo, pero la próxima vez... "

Yo ya estaba sentado, mirando el paisaje, asi que segui esperando hasta que pararon a otro coche, cinco rumanos venian en un mercedes de estos de 15 años, el conductor presento todo sin problemas, el problema fue cuando dijo a los demás, "me enseñan el permiso de residencia", todos callaron, de nuevo "detengan el coche". En ese momento me llamaron por telefono y me perdi los minutos siguientes, estuvieron apuntando sus datos, supongo, pero al rato continuaron.

El siguiente conducia un megane, pero no sabia donde habia metido el carnet de conducir, no lo encontraba, ("pare el coche por favor") creo que lo comprobaron con el DNI, en cuanto contestaron por la emisora al guardia, el hombre pudo continuar.

Y el último, queria hacer algo más productivo que estar ahi sentado, este duro poco, era del pueblo y conocia a los guardias, tras un saludo amistoso, continuó su camino. Ya podia ir sin carnet, sin seguro o borracho, no hubo control para él.

Fué productivo el rato para los guardias, menudo porcentaje, como sea todo asi...

Moraleja? Hay que tener amigos hasta el infierno xD.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

test autoescuela -

Una historia bien simpática que creo nos es bastante familiar.
Ya se sabe que la autoridad es algo mas "laxa" en las poblaciones pequeñas. Algo lógico ya que todos se conocen y tienen lazos sociales incluso económicos entre ellos.

No es algo tan malo, ya que normalmente en estos lugares la peligrosidad suele ser menor, y una advertencia verbal suele ser suficiente (mas por vergüenza que por otra cosa).

Felicidades por el blog amigo, escribes unos artículos muy amenos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres